Razones para quedarte en casa viendo la nieve desde la ventana: imprudencias que pueden salirte caras