El robot estudiante o el perro que asegura la distancia social: los inventos en tiempos de coronavirus