¿Los deportistas de élite tienen más riesgo de sufrir un infarto?