Entre 100 y 120 millones de empleos del sector turístico están en peligro por la crisis del coronavirus