Negros augurios para la economía europea a causa de la pandemia del coronavirus