La pandemia empobrece a un millón de personas en España