Los profesores no quieren ir a Canarias por culpa de los elevados alquileres