Se reencuentra con su hija enferma de leucemia cuatro meses después de aislarse voluntariamente para no contagiarla