Un superviviente de los atentados del 11-S muere en el ataque terrorista a un hotel de Kenia