Kevin Neal, el autor del tiroteo de California, tenía amenazado a todo el vecindario