El tribunal noruego condena a 21 años de prisión al ultraderechista Anders Breivik