Alec Baldwin, a la espera de las conclusiones de la policía mientras Donald Trump Junior se burla de su desgracia