Alec Baldwin, totalmente devastado tras haber matado de manera accidental a una directora de fotografía