El opositor ruso Alexei Navalni, en estado grave tras ser presuntamente envenenado con una toxina