Aparece en un acantilado el coche de dos turistas estadounidenses desaparecidos en República Dominicana