Río de Janeiro enciende su árbol de Navidad flotante de 70 metros, el más alto del mundo