El ataque a la sinagoga de San Diego, investigado como delito de odio