El atacante de Bélgica acababa de salir de la cárcel hacía un día