Segundos antes de morir, los llantos salvan la vida a un recién nacido al que habían tirado a la basura