En Bolivia entierran a sus muertos ellos mismos ante el colapso de los cementerios