El Brexit entra en vigor entre celebraciones y lágrimas