La Policía dispersa a los chalecos amarillos concentrados en la Plaza de la República de París