Cientos de víctimas mortales del tsunami de 2004 siguen sin ser identificadas