Un español de 26 años muere en la ola de cuchilladas en Reino Unido: cada trece minutos hay un ataque