Los disturbios dejan 68 muertos y cientos de heridos en Kirguizistán