El primer mejor concierto de un niño de 5 años junto a los Foo Fighters