Fukushima, lejos de la normalidad 10 años después de un desastre que puso en tela de juicio la energía nuclear