Una gigantesca fosa común para más de 1.300 muertos en el tsunami de Indonesia