Goo Hara, la última víctima del K-pop surcoreano que ya suma cuatro artistas fallecidos