La odisea de Isabel en el infierno de Paradise: “Lo importante es que estoy viva. Ahí no se podía respirar”