Los incendios sofocan a Grecia, Italia y los Balcanes