Las inundaciones en Australia obligan a cerrar un zoo: varios animales han tenido que ser rescatados