La comparecencia de Kavanaugh se convierte en un acontecimiento televisivo en EEUU