Kim Jong Un prohíbe las modas extranjeras: el dictador norcoreano impone peinados, vestimentas y jerga