Las llamas golpean el Mediterráneo oriental: los incendios ponen en jaque a Grecia, Italia y Turquía