Una niña de cinco años sobrevive durante varios días tras perderse en un bosque en Rusia