París se vacía antes de que entre en vigor el confinamiento de todo el país para frenar los contagios de covid-19