La Torre Eiffel se apaga por los periodistas muertos en el mundo