Reino Unido, preparado para administrar la vacuna: hasta la Familia Real esperará su turno