La pequeña Tafida llega al hospital italiano en el que sí apuestan por intentar salvarle la vida