El temporal de nieve deja 2.000 conductores atrapados en Francia