Un terremoto de 7,1 sacude el sur y centro de México dejando al menos un muerto