Máxima alerta en Reino Unido: el Ejército trabaja a contrarreloj para evitar que una presa se rompa