La caída de Julen se investiga como una negligencia castigada con hasta 4 años de prisión