La manifestación convocada en Colón se mantiene a pesar de la ruptura de Sánchez con los independentistas