18,5 millones de personas se quedan sin bares y restaurantes: hablar, fumar y quitase la mascarillas, letal