Sigue muy grave el policía que resultó herido con una fractura en el cráneo en los disturbios de Barcelona