El otoño caliente que nos espera con Cataluña, entre los lazos y la insistencia de referéndum