Los controles en Madrid hacen darse la vuelta a más de uno que pretendía irse de puente