El exilio del rey emérito arranca en Abu Dabi, según publica en exclusiva Nius